YESOS SUMERGIBLES

La inmovilización con yeso es el procedimiento más utilizado en la Traumatología para el tratamiento de las fracturas y esguinces. A la incomodidad que ya supone la propia inmovilización se añade otra no menos importante, no se puede mojar. 

 

Esto condiciona de manera importante la higiene, al no permitir la ducha, el lavado de manos,... y acaba produciendo malos olores y picores. 

 

Además limita las actividades de ocio sobre todo en verano, al no poder ir a la piscina o a la playa.

 

En la actualidad disponemos de nuevos materiales que repelen el agua y son transpirables, con los que cambiamos totalmente la experiencia de llevar un yeso y mejoramos de forma considerable la calidad de vida durante el proceso.

 

Estos yesos sumergibles se pueden mojar, lo que permite a los pacientes bañarse o ducharse y les facilita la rutina de higiene diaria, minimizando inconvenientes como los picores y el mal olor. Además les permite disfrutar del mar o la piscina durante el verano con normalidad y la realización de actividades deportivas acuáticas.

 

Pueden ser utilizados tanto por niños como pòr adultos y están disponibles en diferentes colores. Además pesan la mitad que un yeso convencional.

 

La valoración de todos los pacientes que utilizan estos yesos es excelente, así que si has sufrido una lesión y te han puesto una escayola convencional pide cita con nosotros y compruébalo por ti mismo.

TE PUEDES BAÑAR EN LA PISCINA Y EN LA PLAYA,

PESAN MENOS, MEJORAS TU HIGIENE,

PREVIENES EL MAL OLOR Y LOS PICORES

 

TODO SON VENTAJAS, NO SÓLO EN VERANO. CONSÚLTANOS